Metal1

Metal2

Metal3

Metales

Corte de metales con chorro de agua

Los sistemas de corte chorro de agua con abrasivo están especificamente diseñados para aplicaciones exigentes sobre cualquier tipo de metal. Además de materiales comunes como el acero al carbono y el aluminio, los chorro de agua abrasivos cortan fácilmente titanio, Inconel®, latón y acero inoxidable. Ya sea para cortar titanio de 20 cm de espesor o aluminio de 6 mm, usted descubrirá que con Fow puede cortar todo tipo de formas y materiales.

El mejor borde

Dado que no provoca esfuerzo mecánico alguno, distorsión térmica ni zona de afectación térmica (ZAT), normalmente no requieren procesamientos secundarios.  Consiga un borde suave sobre la misma mesa de corte.

Mínimos anchos de incisión 

Gracias a que el chorro de agua corta con una incisión delgada, normalmente de 0,75 a 1 mm, es posible anidar las piezas a corta distancia entre sí o cortar siguiendo líneas comunes, aprovechando así al máximo el material.

Beneficios clave del corte de metales mediante chorro de agua

  • Mayor productividad, corte rápido y piezas de alta calidad
  • Mínimo ancho de incisión para un nivel de detalle increíble
  • Los materiales compuestos no suponen ningún problema
  • Ahorro de materias primas — menores residuos
  • No es necesaria la sujeción generalizada de las piezas, dado que las fuerzas laterales o verticales son mínimas. 
  • Corte de una sola pasada, dependiendo del espesor del material
  • Ningún daño térmico
  • Corte prácticamente definitivo, eliminando casi totalmente el acabado manual